LA DOLCE VITA

¡Pizza, pasta y passione!

Buena comida, buenos ingredientes, italianos, deliciosamente rústicos

Una antigua casa de campo, la puesta de sol, un vaso de vino y el olor cálido de ingredientes llenos de sol y de color: así es Italia, lo que hace la gastronomía de este país tan especial. En ninguna comida puede faltar la verdura fresca, el queso local o el sabroso aceite de oliva. Inicie con nosotros el viaje culinario de los sencillos y tradicionales platos italianos: un viaje para la vista y el paladar...


Si se hace una pizza con otras personas cada una de ellas tendrá la oportunidad de satisfacer su propio gusto. Siguiendo por completo el modelo de la «cuatro estaciones» es posible dividir la pizza en todas las partes que se desee, pudiendo cada persona añadir los ingredientes individualmente. De esta forma, el cocinar juntos se convierte en algo divertido y se satisface el gusto de cada uno.

Pizza Passion

Bandeja para fiesta redonda

Pizza Passion

Pala de madera

Pizza Passion

Piedra para pizza

La pizza toscana perfecta

con pesto, tomates secos, ricotta y berenjenas

Ir a la receta

Tagliatelle casero

La masa de pasta perfecta

Ir a la receta

El arte de la pasta perfecta

No hay ningún otro plato que sea tan popular y que se coma con tanta frecuencia como la pasta, algo de lo que uno nunca parece tener suficiente.

Son los platos aparentemente muy simples los que, sin embargo, se convierten en algo totalmente especial gracias a la energía pura y natural de cada uno de sus ingredientes. Tan es así que una salsa de tomate casera contiene un 30% más de licopeno que refuerza el sistema inmunológico que otros productos convencionales.

«El sentido que tiene comer y beber es estar juntos y su significado es el de vivir y vivir con los demás.»

Quien come mejor, automáticamente también vive mejor.


Ya es hora de volver a hacerse un plato de pasta realmente bueno.

Pasta Passion

Juego de platos para espagueti

Pasta Passion

Juego de platos para pastas

Pasta Passion

Fuente para servir

Si la salsa de tomate clásica le parece a alguien demasiado simple puede transformarla rápidamente con trucos sencillos. Solo tiene que cortar su verdura preferida en trozos pequeños y añadirlos a la salsa de tomate. Aquellos que sientan debilidad más bien por el pesto pueden hacer una mezcla con algo de espinacas, piñones y aceite de oliva: de esta forma se obtiene como por arte de magia un pesto estival y sabroso.

Vista general de todos los artículos