asymetrischElement 7eckigElement 3Element 6Element 1ovalElement 5Element 1rundElement 4
Cargando...

Copas Champagne

Copas de champán de Villeroy & Boch: siempre hay algo que celebrar

El viejo champán: sorprendentemente polifacético

Junto con las copas de vino y los vasos, las copas de champán son también parte fundamental del equipamiento de cualquier casa. Incluso un soltero debería tener al menos seis copas de champán por si acaso. A tono con su servicio de porcelana , las copas tulipa y las flautas para champán de Villeroy & Boch aportan siempre un toque elegante. No es imprescindible un cumpleaños o una buena noticia para descorchar la botella. Ya ha pasado el tiempo en que un cava afrutado solo servía para brindar en las celebraciones. El ligero burbujeo en la copa flauta acompaña igual de bien a un romántico desayuno en la cama, las dulces fresas recogidas del jardín en verano o, también, comida casera sustanciosa en la cocina. Para cada ocasión hay un champán, cava o prosecco adecuado. Usted escoge el sabor. Nosotros ponemos las copas.

La renombrada tulipa de Champaña

La copa de champán con su típico cáliz delgado apareció poco después de la revolución francesa en la región norteña de Cahmpaña. Con la inauguración de la Cristallerie Wadgassen en el año 1843 Villeroy & Boch pudo incluir ya en su gama de productos las singulares copas de champán de fabricación propia. La tradicional forma de tulipa fue desarrollada en la abadía de Hautvillers por el monje Dom Pérignon especialmente para los vinos espumosos. La espuma se forma con facilidad en las finas paredes de cristal y, para controlar el intenso burbujeo, las copas tulipa y flauta poseen microscópicas superficies rugosas en el cáliz. Las delicadas perlas de gas se adhieren ahí hasta que son lo bastante grandes para ascender. La reducida superficie de la copa tulipa previene que el gas se escape muy rápido y que el champán se vuelva insípido.

Diseños burbujeantes para cava y vinos perlados

Villeroy & Boch mantiene una larga tradición, además de en la elaboración y manufactura de porcelana, también en el arte de fabricar cristal. El cristal se elabora cuidadosamente y, según el diseño, se pule, se trata con chorro de arena o se graba. Aún hoy en día recurrimos a la artesanía clásica y el soplado a mano para nuestras diversas colecciones. Así conseguimos con cada copa flauta una obra maestra. Además de la manufactura, hay aspectos específicos, como el grosor de las paredes del cáliz, el color del cristal o un pie elegante, que le revelarán la gran calidad de nuestras copas tulipa. Asimismo, tanto las copas transparentes como las de cristal coloreado convencen por su brillo resplandeciente, incluso tras salir del lavavajillas. Estas son nuestras promesas claras cristalinas.

Adecuadas para todas las ocasiones. Y para todos los servicios.

Gracias a los variados diseños de las copas tulipa encontrará siempre la copa adecuada para su mesa. Acentúe la agradable atmósfera con copas armoniosas o juegue con los contrastes de formas y colores de las copas de cava modernas para crear un conjunto atrevido. Un pequeño consejo: si, a pesar de un buen cuidado, una copa de cava se ve opaca, devuélvale el antiguo resplandor con un paño empapado en amoniaco. Los sets de copas de varias piezas resultan perfectos, además, como regalos de cumpleaños o de boda exclusivos. En Villeroy & Boch siempre puede volver a encargar copas individuales de una colección, lo que le brinda la posibilidad de complementar o ampliar su cristalería.