asymetrischElement 7eckigElement 3Element 6Element 1ovalElement 5Element 1rundElement 4
Cargando...

Garrafas de Whisky

Decantadores de whisky de Villeroy & Boch: servir finas exquisiteces con estilo

Disfrute del refinado color y del sabor excepcional de su madurado puro de malta con un decantador de whisky de bellas formas de Villeroy & Boch. Seguir leyendo...

Deleitarse con las islas británicas

Ya se trate de un Aberfeldy escocés ligeramente dulce o de un Tullamore Dew irlandés, que madura en cuatro barriles diferentes hasta alcanzar la plena composición de su aroma, los sibaritas y los entendidos sabrán apreciar un excelente whisky servido en un armonioso decantador de Villeroy & Boch al cabo de una agotadora jornada de trabajo o con un círculo de buenos amigos. Si bien es cierto que sus orígenes no están del todo claros, los procesos de elaboración de la bebida ambarina de sabor inimitable se remontan al siglo V. Pero para un disfrute pleno no basta con un aromático puro de malta, sino que el instrumental adecuado, compuesto por un decantador de whisky y un vaso tipo tumbler, también es relevante para deleitarse con su sabor.

Cierre hermético para esta exquisitez

Para los amantes experimentados del whisky es evidente que la aromática «agua de vida» no se vierte simplemente de la botella. Un decantador de whisky de forma y diseño perfeccionados de Villeroy & Boch, en el que la dorada bebida espirituosa reluzca armoniosamente a la romántica luz del atardecer, captará al instante todas las miradas sobre cualquier mesa. Los recipientes de cristal de la colección Scotch Whisky convencen por su fino estilo y su diseño purista. A diferencia del decantador de vino, que deja a este oxigenarse, un tapón pone el toque final a la tradicional forma redondeada y al cuello estrecho del decantador de whisky. Cuando el tapón de cristal está cerrado herméticamente, los aromas, olores y componentes se conservan dentro del recipiente.

Un acabado funcional

El elevado nivel de calidad de las cristalerías de Villeroy & Boch está presente también en los decantadores de whisky de vidrio soplado a mano. Todas las piezas se elaboran siguiendo procesos artesanales tradicionales. Este apasionado trabajo artesanal opta por procesos de fabricación modernos y respetuosos con los recursos para elaborar los estéticos recipientes de cristal, que tienen capacidad para un volumen de 0,75 l o 1 l. La calidad se aprecia en el acabado perfecto y, al mismo tiempo, en la estabilidad de estos valiosos productos de cristal. Por ello, todos los decantadores son aptos para el lavavajillas y, con el cuidado adecuado, conservan su brillo durante un largo tiempo. Así podrá recostarse tranquilamente tras degustar de forma placentera un blended malt o un Bourbon y dedicarse a charlar con sus invitados.

Obsequiar con el placer de la degustación

Quien compra un decantador de whisky como bonito regalo para un aniversario o una boda, puede completarlo combinándolo con un vaso tipo tumbler a juego de la colección de vasos de Villeroy & Boch. Porque únicamente en el vaso apropiado, en el que el puro de malta puede agitarse con suavidad para desplegar su aroma, la bebida espirituosa adquiere su sabor pleno. Unido a un aromático Glendalough afrutado, a los sibaritas les encantarán con toda seguridad los elegantes accesorios.