asymetrischElement 7eckigElement 3Element 6Element 1ovalElement 5Element 1rundElement 4
Cargando...

Tenedores

Tenedores de Villeroy & Boch: el cubierto idóneo para cada exquisitez

Entrantes, segundo plato o postre: tome cada plato con los elegantes tenedores de Villeroy & Boch y sirva a sus invitados los alimentos con bonitos tenedores para servir. Seguir leyendo...

Diversidad para un mayor disfrute

Si bien es cierto que la humanidad utiliza desde siempre un utensilio especial para la ingesta de alimentos, el tenedor con la forma que nos es hoy familiar no llegó hasta el siglo XVII a las mesas de la nobleza europea. Para diferenciarse de las clases inferiores que comían con cucharas, manos y cuchillos, se colocaron tenedores de mesa junto a los platos de porcelana, a la misma altura que el resto de cubiertos. Hoy en día ya no podemos imaginar las clásicas cuberterías sin los tenedores de bellas proporciones de Villeroy & Boch. Tanto si se emplean tenedores de postre de mango ancho para degustar una tarta de crema o se lleva a la boca el clásico tenedor de mesa durante el plato principal, prácticamente cada plato requiere su propio cubierto.

Dotar a cada estilo de un diseño atemporal

Los numerosos adornos de los tenedores otorgan a la composición de toda mesa un toque singular. Especialmente los elegantes tenedores de pescado de las diversas colecciones aportan un toque elegante gracias a su aspecto sorprendentemente bello cuando se sirve como segundo plato una dorada sobre lecho de verduras. Ya se trate de los tenedores de elegancia clásica con mango bañado en oro o de cubiertos puristas con estéticos adornos en relieve, los estilosos tenedores de Villeroy & Boch convencen en todo momento gracias a su brillo. Pero estos bonitos utensilios no solo tienen utilidad como cubiertos de mesa. Los cocineros y anfitriones se benefician de los prácticos tenedores de servir y de carne que ayudan a repartir el estofado y también se echa mano de ellos al aderezar bonitos platos de embutido y queso en las ocasiones especiales.

Calidad a todos los niveles

La elevada calidad de la cubertería de Villeroy & Boch no solo se manifiesta en el diseño de formas perfectas. También el peso del tenedor se reparte por igual entre el mango, la parte superior y las púas, resultado de lo cual es un equilibrio ligero que promete comodidad al comer. Además todos los tenedores se elaboran en acero inoxidable de primera clase que no solo cumple un fin estético, sino que conlleva numerosas y prácticas cualidades. Este material, pues, es resistente a los ácidos de los alimentos, robusto e inoxidable. Puesto que toda la cubertería de mesa está creada para un uso diaro, se concedió una gran importancia durante su producción respetuosa con los recursos a la resistencia al lavavajillas; esto se aplica tanto a los tenedores parcialmente dorados de la colección Ella, como a los cubiertos de la serie Play!, cuyos mangos coloridos aportan tonos alegres a cada mesa.

Para el disfrute especial

Puesto que los platos especiales requieren una cubertería especial, los soprendentemente bellos tenedores para ostras y caracoles de la serie La Coupole complementan el surtido de Villeroy & Boch. Los amigos de las exquisiteces y deliciosos platos gourmet querrán ampliar su cajón de la cubertería con estos tenedores de dos y tres púas, los cuales completan el placer de unos bigorneaux franceses o unas sabrosas ostras. Para un aprovisionamiento básico sin tenedores especiales se recomienda una cubertería de Villeroy & Boch. Para dos personas, esta debería incluir 24 piezas: seis cuchillos, seis tenedores y seis cucharas grandes y pequeñas respectivamente. Para complementarla, pueden encargarse otros seis tenedores de postre. Como clásico regalo de boda, además, las cuberterías siempre tienen éxito. Especialmente cuando dos hogares se unen, los bellos cubiertos de Villeroy & Boch aportan orden y, al mismo tiempo, elegancia.