Arrow-DownArrow-LeftArrow-RightArrow-UpCheck-LargeCheck-SmallasymetrischElement 7Element 1eckigElement 3Element 1Element 4Element 6ovalElement 5rundElement 4

VIEUX LUXEMBOURG

Un espléndido inicio

En 1767, los hermanos Boch fundaron en Luxemburgo su primera fábrica de cerámica. Uno de los primeros motivos con los que decoraron sus porcelanas fue el «Brindille». La increíble calidad de las vajillas de la casa Boch fue pronto reconocida con el lema «in Luxemburger Art». El tradicional juego de mesa Vieux Luxembourg hace honor con su nombre a los inicios de la marca Villeroy & Boch, y nos transporta a un pasado de esplendor.

Tradición es modernidad

Un diseño exquisito destaca por una única cualidad: su atemporalidad. Así ocurre en la colección de vajillas Vieux Luxembourg, con su extensa tradición y sus motivos «Brindille» originarios de Francia. Desde hace casi 250 años, florecen las ramas en flor en color azul sobre este juego de líneas orgánicas. El delicado motivo rococó se cuenta entre los más afamados y populares de la casa Villeroy & Boch.

La quintaesencia del menaje de mesa

Son muchos los aspectos que caracterizan un servicio de mesa perfecto, pero son precisamente los motivos que la decoran y su forma lo que primero capta nuestra atención. La absoluta armonía entre estas dos características es la principal peculiaridad de esta colección de vajillas. Sus delicados detalles, como sus suaves ondas y la filigrana azul que bordea su contorno, confieren a esta vajilla una elegancia exquisita. Vieux Luxembourg, un juego de mesa que engrandece cualquier situación.