Ingredientes:

• 300 g de azúcar
• 200 g de mantequilla
• 0,15 l de nata
• 0,15 l de sirope oscuro
• 1 cucharada de jengibre molido
• 1 cucharada de canela molida
• ½ cucharada de clavo molido
• ½ cucharada de cardamomo molido
• 1 cucharada de bicarbonato (sosa o levadura en polvo en caso necesario)
• 1 kg de harina

Galletas de jengibre

Preparación:

1. Caliente ligeramente la mantequilla en una olla con el azúcar y llene en un bol para mezclar. Añada las especias y el sirope y mézclelo todo con la batidora de mano.

2. Monte la nata batida hasta que alcance una textura semisólida y métalo en el bol para mezclar. Mezcle la levadura en polvo con la mitad de la harina y también con la mantequilla. Utilice el resto de la harina para mezclar poco a poco.

3. Trabaje bien la masa sobre una superficie enharinada y, a continuación, envuélvala en un film transparente o resérvelo en una fuente y tápela. La masa debe estar a reposar durante un día en el frigorífico.

4. . Al siguiente día, divida la masa en dosis y extiéndela con un rodillo hasta que queden muy finas. Entre tanto, precaliente el horno a 200 grados. Haga diferentes figuras con los moldes, déjelas sobre una bandeja de horno (o papel de horno) engrasado y métalas en el horno durante aproximadamente 5 minutos hasta que adquieran un color marrón.

5.Déjelas enfriar. Las galletas de jengibre tienen una reacción fuerte ante la humedad, por ello se deben almacenar en un lugar fresco y seco.