¿Adónde puedo llevar la vajilla vieja?

Consejos sobre upcycling, reparación y correcta eliminación

La sopera de porcelana que ya no utiliza, los platos con una pequeña rotura en el borde dorado decorativo o la única taza con un dibujo que no armoniza con el resto de las piezas en la mesa de café: hay muchos motivos para no usar la vajilla. ¿Pero dónde puede llevarla cuando ya no la necesita?

En nuestro asesor, descubrirá cómo puede desechar la porcelana que ya no le sirve y qué alternativas a la eliminación existen.

UPCYCLING: CREAR ALGO NUEVO A PARTIR DE LO VIEJO

Dar una nueva vida a la vajilla que ya no se usa

Las macetas en desuso o los pequeños cuencos ayudan a mantener el orden en cualquier escritorio. Sirven como portalápices u ofrecen posibilidades para guardar todo tipo de utensilios. Puede usar los platos de porcelana con dibujos bonitos de diferentes tamaños, por ejemplo, como los clásicos platos decorativos o para crear un reloj. Para sujetar los platos, son adecuados los adhesivos fuertes o unos ganchos especiales. 

Incluso la cerámica dañada, combinándola de otra forma, puede crear una estética sorprendente. Con piezas de porcelana fina, puede decorar marcos de fotos, espejos y paredes enteras y darles un nuevo brillo. A partir de variantes de colores, puede crear maravillosos mosaicos. Con el upcycling, su fantasía no tiene límites.

¿Vale la pena reparar la porcelana?

Por una sola pieza, quizá sea mejor ahorrarse el trabajo que acarrea la reparación de las piezas de porcelana. Pero para pequeños tesoros de un servicio de mesa elegante, suele valer la pena el esfuerzo por conseguir una estética uniforme. Para ello, es indispensable que conserve todos los fragmentos de forma cuidadosa. Si no, como mucho, da buen resultado que se vuelva a unir la valiosa pieza a partir de sus fragmentos en una restauración profesional. Sobre todo en el caso de piezas selectas, vale la pena al menos intentar repararlas.
Debe proceder como se indica a continuación:

  1. Primero, junte los trozos rotos cuidadosamente.

  2. A continuación, limpie las zonas de rotura con cuidado con disolvente; de lo contrario, el pegamento no se adherirá lo suficiente.

  3. Aplique un pegamento especial para porcelana en los puntos de rotura y presione con firmeza durante unos minutos.

  4. Elimine los posibles restos de pegamento.

  5. La porcelana necesita unas buenas 24 horas para secarse.

Desechar una vajilla vieja

Las tazas que se rompen, u otras piezas más pequeñas de la vajilla que ya no se usan por motivos estéticos, pueden desecharse sin problemas con los residuos domésticos. Bajo ningún concepto debe acabar la vajilla en el contenedor del vidrio, puesto que la porcelana se fabrica con complejos procesos de producción a partir de caolín, cuarzo y feldespato, por lo que presenta una composición química totalmente diferente a la de los recipientes de vidrio. Por este motivo, necesita una temperatura más elevada para fundirse. En el proceso de reciclado de vidrio usado, la porcelana desechada de forma incorrecta causa trastornos importantes. Las cantidades mayores de cerámica deben llevarse a una empresa de reciclado, donde se procede a su correcta eliminación.

Las tazas, los platos y los cuencos que están rotos o presentan pequeños daños son las piezas ideales para una Polterabend (una tradición previa a la boda muy extendida, sobre todo, en Alemania), pues en esta celebración el acto central consiste en romper piezas de porcelana. Así que piense si es posible que, en un futuro próximo, asista a una boda a la que preceda esta tradicional celebración. También al finalizar una Polterabend, debe eliminarse la vajilla de manera adecuada.

Vender o donar una vajilla vieja

También puede considerar poner a la venta una vajilla que ya no usa. Para esto, son perfectos los mercadillos que suelen celebrarse en todas las ciudades de forma periódica. A ellos acuden numerosas personas a echar un vistazo a los artículos que se ofrecen; quizá su porcelana antigua llame la atención de algunos coleccionistas. También puede usar las plataformas de venta por internet para vender la porcelana que ya no usa. En determinados casos, puede obtener unos buenos beneficios por sus piezas antiguas. Si no dispone de tiempo, vale la pena preguntar en un establecimiento de compraventa. Normalmente, la tienda se encarga de vender los artículos por usted.

Antes de desechar su vajilla vieja, piense en donarla a personas que están en situaciones de emergencia. Numerosas organizaciones benéficas aceptan con gratitud donaciones materiales en forma de cerámica.

Conclusión

Vajilla vieja: ideal para regalar, vender o decorar

A veces, la pieza de porcelana más exquisita de la colección también se rompe. Si ya no puede salvarla ni una reparación, debe desecharse de manera adecuada. Para los platos, las tazas y los cuencos, existen alternativas a la eliminación: regalar, vender o decorar. Con muy poco esfuerzo, pueden encontrarse compradores para piezas de porcelana que ya no se usan o pueden dárseles usos creativos. De este modo, tendrá sitio en su alacena para algo nuevo.

Novedades 2018

Disfrute con nuestras novedades del año
 

Descubrir ahora

Menaje de mesa

Échele un vistazo al colorido universo de nuestro menaje de mesa y déjese inspirar.

Descubrir ahora