Architectura

Diseño clásico de interpretación contemporánea

Limpiar la verdura, colar la pasta o llenar un jarrón: en ningún otro sitio hay más movimiento que en la cocina, y el fregadero es con frecuencia el centro de todo lo que acontece. Y por eso es muy importante encontrar en este lugar una solución que no solo sea estética, sino que también ofrezca ventajas prácticas. Un fregadero de la familia Architectura es la mejor elección en todos los aspectos. Puesto que el diseño clásico es tan simpático como sofisticado.

Una apariencia simpática

Los fregaderos de cocina Architectura cautivan por un diseño clásico que casa a la perfección con diferentes estilos.
Con superficies homogéneas y un trazado de líneas armonioso, se integran muy bien tanto en cocinas urbanas como en cocinas rústicas. Puede escoger entre 13 colores de la cerámica. Así pondrá una nota muy personal en su cocina y completará la impresión global.

Confort en cualquier ocasión

Todos los modelos de Architectura le ofrecen con su gran escurridor mucho espacio para preparar platos o para su lavado. Gracias a la amplitud de la pila principal, se pueden manipular ollas, sartenes y jarrones grandes sin dificultad.

El nuevo modelo Architectura 60 XR con su fregadero de restos resulta muy útil para realizar muchas tareas. Y también gracias a la gran variedad de accesorios como, p. ej., la fuente de cocción al vapor.

Cerámica noble y de alta calidad

Los fregaderos de cocina de Architectura están fabricados con cerámica de alta calidad y, por consiguiente, son resistentes al calor y al frío. Se pueden colocar sartenes calientes o productos congelados sin problema, y los ácidos habituales no dejan rastros. El acabado con CeramicPlus le garantiza además una higiene especialmente alta y una limpieza sencilla. Todo ello ventajas que apreciará rápidamente en su día a día.


Ventajas de la cerámica CeramicPlus