Su lista de favoritos

En esta lista puede guardar productos interesantes y poder encontrarlos en todo momento fácilmente.

Haga clic en el símbolo de listas de favoritos

Estilo confortable

El cuarto de baño como lugar de bienestar

No es únicamente cuestión de comodidad y confort, sino también de olvidarse deliberadamente de todo lo que no es necesario. Sólo cuando la claridad y el orden dominan la escena se alcanza el bienestar y la paz interior. Un cuarto de baño decorado para el confort debe dejar abundante espacio disponible en el que poder acomodar lo esencial de una manera bien ordenada. Diseños alegres y cerámicas con líneas fluidas contribuyen extraordinariamente a construir una verdadera atmósfera de bienestar.


En gran medida, las sensaciones de confort más personales surgen precisamente de la individualidad. Así, si el concepto decorativo se ajusta a sus propios gustos, en su pequeño oasis de bienestar se sentirá realmente como en casa. Esto se logra añadiendo acentos coloridos, o también con imágenes o accesorios seleccionados. Por ejemplo, coloque una bella estantería de madera con toallas de sus colores preferidos o añada atractivas plantas verdes para dotar a su cuarto de baño de una encantadora vitalidad. También puede reafirmar su estilo personal con un elegante panel dorsal para la ducha.


Sobre todo, el confort nace en entornos dominados por cálidas tonalidades de color. Los azulejos de pared y suelo en un suave color marrón o beige tienen un efecto relajante e impresionan con un brillo lleno de carácter que, sin embargo, permanece discreto. Los materiales naturales también contribuyen a crear un ambiente hogareño. Con un mobiliario para cuarto de baño chapado de madera auténtica, introducirá entre sus cuatro paredes un pedazo de la naturaleza.
 


La luz tiene un gran efecto en la psique humana. Una atmósfera espacial confortable requiere, por lo tanto, no sólo un concepto de mobiliario armonioso, sino también la iluminación ideal. La luz naranja es una referencia en materia de relajación y comodidad y, a la vez, procura buen humor. La luz de las velas evoca una atmósfera especial, y en combinación con un baño completo crea el contrapunto perfecto frente al cansancio de la jornada.