Su lista de favoritos

En esta lista puede guardar productos interesantes y poder encontrarlos en todo momento fácilmente.

Haga clic en el símbolo de listas de favoritos

Bañeras rectangulares de Villeroy & Boch

Ideales para todos los baños.

Bañera rectangular de Villeroy & Boch

Ya se instalen exentas y en disposición rectangular en medio del cuarto de baño o en una esquina por motivos de espacio, las bañeras rectangulares pueden montarse sin problema en prácticamente cualquier cuarto de baño; no obstante, existe un amplio abanico de modelos y diseños para la forma interior de la bañera. En definitiva, la nueva bañera debe adaptarse al estilo particular de la casa y el mobiliario y, además, debe ser cómoda para bañarse y ducharse.

Bañera rectangular de Villeroy & Boch
Bañera rectangular de Villeroy & Boch

Descubra la gran selección de modelos tanto para cuartos de baño grandes con mucho espacio como para baños (de invitados) pequeños en los que cada centímetro cuenta, pero en los cuales no quiera renunciarse a unos baños relajantes. Para los cuartos de baño especialmente pequeños también se recomienda una bañera de corte reducido para integrarla en una esquina; si, por el contrario, prefiere bañarse acompañado de su pareja o toda la familia, necesitará un modelo de corte amplio para disponer de una libertad de movimientos suficiente para relajarse, lavarse, chapotear o jugar.

¿Con qué se fabrican las bañeras rectangulares?

Estas bañeras de gran calidad se fabrican con materiales especialmente duraderos y resistentes. Un clásico es el acrílico, un plástico fácil de limpiar, sin poros, liso y sin juntas. El acrílico posee una superficie cálida provista de un tacto muy agradable.

Un desarrollo de este material puede verse en las bañeras de Quaryl®, un material innovador de Villeroy & Boch. Quaryl® es una mezcla compuesta por un sesenta por ciento de arena de cuarzo muy fina y acrílico sanitario, por lo que aúna lo mejor de ambos materiales. Las bañeras de Quaryl® poseen una superficie especialmente lisa y cálida; además, este material conserva muy bien el calor del agua. Así, podrá disfrutar de su baño durante más tiempo y ahorrará agua, y todo ello en un ambiente muy especial, puesto que muchas de nuestras bañeras de Quaryl® han sido distinguidas por su diseño elegante e intemporal con premios tanto nacionales como internacionales.

Bañera rectangular de Villeroy & Boch
Bañera rectangular de Villeroy & Boch

El acrílico y el Quaryl® pueden limpiarse y mantenerse con mucha facilidad

Ya estén fabricadas con acrílico o Quaryl®, las superficies de las bañeras rectangulares son muy fáciles de limpiar, ya que no tienen juntas ni poros. Podrá limpiar las manchas de cal usando vinagre o un producto antical especial; para combatir la suciedad con grasa puede usarse un producto de limpieza alcalino como, por ejemplo, un detergente para vajilla.

Estos plásticos se tiñen por completo para conferirles unas propiedades a prueba de arañazos de poca importancia u otros daños. Para tratar daños superficiales en una bañera de acrílico, podrá adquirir un set de mantenimiento a través de un distribuidor especializado. Para reparar daños más profundos, está disponible un set especial de reparación, con el que podrá rellenar surcos o arañazos de mayor importancia.


Aproveche al máximo su cuarto de baño

Para una bañera rectangular tiene un amplio abanico de opciones sobre cómo y dónde instalarla. Podrá colocar fácilmente su nueva bañera rectangular con soporte en una esquina, de manera que dos de los cuatro laterales queden pegados a la pared; de esta manera, aprovechará al máximo el espacio disponible en su cuarto de baño sin renunciar a darse un baño en cualquier momento.

Si tiene un cuarto de baño más grande, también podrá ubicar la bañera a la perfección con tan solo montarla junto a la pared o totalmente exenta. Asimismo, al montarse sobre una plataforma con azulejos se consigue un efecto especialmente elegante. También puede empotrar su nueva bañera en el suelo, de modo que se mimetice con el entorno; no obstante, para ello necesita un cuarto de baño con un techo cuya altura sea suficiente o margen por debajo (alrededor de 50 centímetros bastan para empotrar la bañera en el suelo).