La cocina como cálido refugio

El invierno.

La cocina como cálido refugio

El invierno es la temporada de las sopas y los guisos. La boca se nos hace agua solo con el olor de una sopa de castañas, unas lentejas guisadas o una sopa de patatas. Después de un largo paseo nos reconfortamos en casa con una infusión de canela o un chocolate caliente.
Los platos calientes de invierno son especialmente sabrosos, ya sean con carne o con verdura. Por su parte, las frescas ensaladas aportan las vitaminas necesarias para fortalecer el cuerpo. Combinadas con ingredientes de invierno, incluso las ensaladas más sencillas se convierten en verdaderos éxitos.

Los fregaderos de cerámica son el centro de preparación ideal para los platos invernales. Las numerosas ventajas de los fregaderos de cerámica les convierten en un elemento imprescindible en la cocina. Gracias al recubrimiento CeramicPlus, de fácil cuidado, la limpieza tras preparar la comida se realiza de manera rápida y sencilla. La suciedad y el agua no se quedan adheridas a la superficie lisa del fregadero y resbalan de inmediato. Los fregaderos de cerámica son además resistentes a las manchas persistentes como por ejemplo de vino tinto. Para ello, basta con utilizar el producto de limpieza habitual y un paño húmedo. Tampoco hay ningún problema en dejar una taza de café caliente sobre el escurridor, ya que la cerámica también es resistente al calor.
Los momentos con amigos o familiares en la cocina, que desprende un delicioso aroma a comida y ofrece una espléndida vista a través de la ventana son el colofón perfecto para un frío día de invierno.

Caliente, sabrosa y repleta de vitaminas: así debe ser la cocina en invierno

Nuestra recomendación para la estación más fría del año: Crema de brócoli para 4 personas

Ingredientes:

800 g de brócoli
2 chalotas
1 diente pequeño de ajo
2 patatas medianas harinosas
1 cucharada de aceite de colza virgen
1 cucharada de perejil picado
1 cucharadita de tomillo fresco
200 ml de vino blanco seco o caldo de verduras
1,2 l de caldo concentrado de ave
1 cucharada de nata agria
Pimienta blanca y sal al gusto
60 g de queso feta
8 rebanadas de pan integral

Crema de brócoli para 4 personas

Preparación:

1. Cortar el brócoli en trozos de bocado. Pelar el tronco y cortar en dados.
2. Picar las chalotas y el ajo, así como las patatas en trozos no muy pequeños. Sofreír las chalotas y el ajo en aceite hasta que estén transparentes.
3. Cocinar brevemente el brócoli y las patatas. Añadir las hierbas y regar con vino, dejar cocer brevemente y a continuación añadir el caldo concentrado. Cocinar de 10 a 15 minutos.
4. Pasar por el pasapuré y sazonar con nata agria, sal y pimienta.
5. Triturar los granos de pimienta y mezclar con el queso feta cortado en dados. Aderezar la sopa con ello.
Disfrute de la sopa con una tostada de pan integral.