Fregaderos de cerámica y alimentos

Una buena combinación.

Fregaderos de cerámica y alimentos

Además del origen y el tipo de cultivo, la calidad de la fruta y la verdura se ve influenciada por el trato que le damos. De esta manera, cuando la verdura cuece demasiado tiempo, no solo pierde sabor, sino también una gran cantidad de vitaminas. Para asegurar la buena calidad y el sabor, es importante trabajar con ingredientes frescos y tratarlos cuidadosamente. La cerámica, como material ultramoderno, es neutral para sabores y olores. Las verduras como la cebolla o el ajo, no dejan olor de ningún tipo en la superficie, y tampoco se impregnan con ninguno.

Consejos para la limpieza correcta de lechugas, frutas y verduras

Lo mejor para la ensalada es centrifugarla

Lo mejor para la ensalada es centrifugarla

No es necesario lavar cada una de las hojas de la lechuga bajo el grifo, ya que debido a la gran superficie se pueden producir pérdidas de sustancias nutritivas.

Es suficiente con separar cada una de las hojas de la lechuga y lavarlas cuidadosamente con agua abundante en la pila de cerámica. Basta con llenar la pila de agua fría y sumergir las hojas en ella.

Para la mayoría de tipos de lechuga es suficiente con lavar una vez. Si la lechuga está especialmente sucia, se recomienda repetir este proceso 2 o 3 veces, hasta que el agua quede limpia. Después, dejar la lechuga escurriendo en el colador o centrifugarla brevemente. Durante el lavado hay que evitar deteriorar las hojas. En ningún caso hay que dejar las hojas durante mucho tiempo en el agua, ya que se quedarán lacias y perderán contenidos solubles.

Lavar las manzanas y las peras con agua tibia

Cuando las manzanas están enceradas, la capa superficial se puede limpiar cómodamente frotando con un paño de cocina. Pero a pesar de estas precauciones, es necesario saber algo: los pesticidas que se encuentran bajo la piel, en la pulpa de la fruta, no se pueden eliminar con el agua. Los productos ecológicos pueden ser una alternativa saludable.

Lavar las manzanas y las peras con agua tibia
Cepillos para verdura y jabón para fruta

Cepillos para verdura y jabón para fruta

Las zanahorias presentan el 85 % de las sustancias saludables bajo la piel. Algo parecido ocurre con el tomate, el pepino y otros tipos de fruta y verdura. No obstante, se recomienda limpiar cuidadosamente el exterior de estos alimentos con un cepillo para verdura. Especialmente en el caso de los pepinos para ensalada que no son ecológicos, la superficie presenta a menudo una gran cantidad de cera. Esta capa se puede eliminar por completo con un jabón especial para fruta y verdura que se puede adquirir, por ejemplo, en tiendas de productos dietéticos y biológicos.

Los coladores de acero inoxidable sirven para lavar rápidamente los alimentos y son prácticos para diferentes preparaciones . Incluso para la simple retirada de desperdicios hay un accesorio perfecto: los recipientes para restos están disponibles para determinados modelos de fregadero de cerámica.

Cepillo para limpiar setas: un ayudante muy cuidadoso

Las setas silvestres pueden estar contaminadas con metales pesados y radioactividad. A la hora de prepararlas es imprescindible retirar las láminas y la llamada piel del sombrero. En las setas de cultivo, como por ejemplo los champiñones, es suficiente con cepillarlas, preferiblemente con un cepillo para limpiar setas. No se recomienda lavarlas con agua, ya que de esta manera pierden su aroma característico.

Cepillo para limpiar setas: un ayudante muy cuidadoso